El Presidente prepara el mensaje que dará en la ONU, centrado en Ucrania y soberanía sobre Malvinas

Argentina 10 de septiembre de 2022 Por NC-10 SANTA CRUZ
Alberto Fernández participará el martes 20 de septiembre de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en la ciudad de Nueva York. La consecuencias de la guerra en Europa del este y la renovación del reclamo de soberanía sobre las Islas, ejes de su discurso.
614a6415932cd_900

El Gobierno argentino prepara por estas horas el mensaje que el presidente Alberto Fernández ofrecerá el martes 20 de septiembre ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), en la ciudad de Nueva York, y que estará centrado en las consecuencias que genera la guerra en Ucrania y en la renovación del reclamo de soberanía sobre las Islas Malvinas.

Así lo anticipó en los últimos días la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, quien señaló que, en su discurso ante el concierto de las naciones, el mandatario "se va a referir a la situación internacional, tal cual lo viene haciendo en el último tiempo", en referencia al conflicto bélico.

"Hablará de cómo la guerra en Ucrania afecta a los países del sur del mundo en materia de energía e inflación. Es un conflicto que repercute en todo el mundo", señaló Cerruti en la habitual conferencia de prensa que ofrece los jueves en la Casa Rosada.

La portavoz indicó además que "por supuesto" Fernández hará también una "reivindicación de la soberanía en Malvinas", tal como había manifestado en la reunión bilateral que mantuvo a fines de junio con el entonces primer ministro del Reino Unido Boris Johnson durante la Cumbre del G7 que se realizó en Alemania.

En esa oportunidad, Fernández señaló ante ese primer ministro que no existía posibilidad de avance bilateral sin la negociación por el archipiélago.

El viaje oficial será una nueva oportunidad para el mandatario de trasladarse a Estados Unidos después de que el presidente de ese país, Joe Biden, suspendiera el 22 de julio último la reunión bilateral que estaba pautada para el 26 de ese mes en Washington.

En esa ocasión, Biden debió suspender su agenda por haber contraído coronavirus y llevó a cabo sus tareas bajo la modalidad del aislamiento.